¿Quieres aprender un nuevo idioma? Puedes lograrlo eligiendo el libro correcto

La pregunta sobre Cómo elegir un buen libro para aprender un idioma es probablemente una de las preguntas más populares que se han escuchado. Para ser sinceros, depende mucho del idioma que elijas;  para un latino, el japonés quizá sea mucho más complicado que aprender italiano por la diferencia de idiomas.

De cualquier manera queremos darte algunos consejos que sabemos que serán de suma utilidad. ¡Aquí vamos!

1. Un libro de estudio no debe ser como “Japonés para Principiantes” o ” Japonés de 0 a la perfección en 2 días “. Es una tontería descarada, que faltan al respeto a los estudiantes.

¿Qué más puedes aprender en una hora sino un par de frases comunes? Dado que quieres hablar un idioma con fluidez (y poder leer / escribir), necesitarás más de un mes de lecciones irregulares.

Así como existen libros gratis en español dentro de todo internet, los hay en otros idiomas que pueden ayudarte a perfeccionar el conocimiento en otro idioma.

Aprender un idioma extranjero con un libro de frases o un diccionario es tiempo perdido. Te recordamos que un libro de frases es bueno solo como una ayuda opcional. Por supuesto, puedes dominar la teoría de cualquier idioma en un período de 3-5 meses y luego solo practicar con palabras nuevas. Pero en este caso, debes estudiar con un libro de autoinstrucción de calidad.

2. Un libro de estudio debe ser consistente, contener una gran cantidad de material completo e (idealmente) tener varios volúmenes.

Además, debe tener traducciones completas al idioma que conoces (al menos, en el nivel de principiante).

3. Abre el libro y verifica si tiene transcripciones del curso de audio (por supuesto, un buen libro de autoaprendizaje debe tener un curso de audio. Te brinda da la oportunidad de aprender y percibir un idioma por audición). Con las transcripciones, podrás aprender los diálogos correctamente y verificar su progreso.

4. Los libros de texto de idiomas orientales deben tener sus guiones. Estos guiones son difíciles de aprender, y si en japonés se puede omitir el aprendizaje del guión en el nivel de principiante, en los idiomas chinos, el guión es esencial para leer en cualquier nivel.

5. El libro debe contener no solo ejercicios de entrenamiento y exámenes, sino también claves para ellos. De lo contrario, ¿cómo verificarías que tus respuestas sean correctas?

6. Los textos, diálogos y ejercicios no deberían ser muy largos, al menos en los primeros capítulos. Los textos largos son tediosos para los estudiantes. El vocabulario tampoco debería ser demasiado largo, pero contiene todas las palabras nuevas de la lección. Si el libro cumple con estos requisitos, revisa los contenidos. Las lecciones deben ser informativas y coherentes.

7. Usa varios libros de autoaprendizaje. Algunos autores prestan más atención a la gramática, mientras que otros se centran en hablar y escuchar ejercicios. Además, pocos libros cubren un tema con más detalle que uno solo.

Y un pequeño consejo extra. Cuando estudies un idioma, siempre usa 2 o 3 diccionarios de esa manera tendrás una mejor idea del significado de la palabra que deseas consultar. No dejes que las dudas permanezcan.