¿Cómo arreglarte para tu primera cita? ¡Los mejores consejos!

Una primera cita puede parecer abrumadora e intimidante, especialmente si se trata de una cita a ciegas o una reunión con alguien que nos gusta. Pero arreglarte para una primera cita puede ser simple y divertido en lugar de estresante.

Ya sea que termines conociendo a tu alma gemela o no, aquí hay algunos de los mejores secretos de belleza para prepararte para una primera cita perfecta, todas y cada una de las veces.
1. ¡No te hagas un cambio drástico en el cabello antes de la cita!
¡Él te quiere como eres! El peor error que puedes cometer es intentar cambiar tu cabello de manera drástica, haz algo sutil dónde te veas arreglada.

2. No te hagas un tratamiento facial …
…. el día antes de tu cita. En general, los tratamientos faciales se realizan mejor unos días antes, en caso de pequeños brotes que dañen tu piel …

3. Después de bañarte o ducharte …
… pon abundante crema hidratante corporal o aceite ya que esto asegurará que la piel esté completamente hidratada. ¡No te olvides de los codos y el escote!

4. Asegúrate de que te ves como “tú eres”
Si usas un maquillaje diferente a lo que sueles usar, estarás enviando una falsa impresión a tu cita y,  será un fracaso. Si bien es genial agregar algunos toques extras para sacar partido a tus facciones, no busques una apariencia totalmente opuesta a la que usas normalmente.  Apóyate de Manuales de Belleza que pueden darte ideas de cómo lograr un look natural resaltando cada parte de tu rostro sin dejar de lado un estilo único que te identifique y te haga ver bella en esa primera cita.

5. Resalta tu mirada
Limpia tus ojos usando algunas gotas para asegurarte de que están brillantes.

6. Cuida tu base
La base de maquillaje es esencial pues se convierte en un lienzo perfecto para tu look de primera cita. Si tu piel es propensa a brillar, usa una base sin aceite. Es esencial un buen bálsamo para los labios para dar una apariencia sana a la piel.

7. Maquillaje
Una piel natural fresca siempre es ganadora.  Un gran rubor que puedes llevar a tu primer cita es Orgasm de Nars: es perfecto para cualquier tono de piel y es el tono más icónico para las mejillas, brindando un color natural y de apariencia saludable que inmediatamente ilumina tu cutis.  Te verás increíble en esa cita.

8. Retoca el maquillaje discretamente.
Lo sé a la antigua, pero trata de mantener los retoques de maquillaje de una manera discreta y sobre todo trata de mantener tu look natural.

9. Siéntete increíble usando un gran perfume
Aunque definitivamente quieres asegurarte de que hueles bien para tu primera cita, trata de no sobrecargarte. Rocía en el aire y “camina hacia adentro de las gotas”, esto permitirá que el aroma caiga sobre ti de manera ligera en lugar de rozar el cuello, las muñecas y el escote, etc.

Ahora si, estás lista para esa primera cita dónde seguramente te vas a sentir como una verdadera reina, dispuesta a ganar el corazón de la persona a la que verás.

Técnicas antiguas, pero infalibles para que cualquiera se enamore de ti

Tristemente, todavía no hay una poción mágica que haga que alguien se enamore de ti, existen algunas técnicas que se pueden considerar como antiguas porque han sobrevivido al paso de los años, pero lo cierto es que son infalibles y logran que cualquiera caiga rendido a tus pies.

Toma en cuenta los siguientes consejos que las abuelas aplicaban y que seguramente, serán de mucha ayuda para ti.

1. Se una persona que está presente

Cuanto más interactúas con alguien, más te querrán. Varios estudios de buena reputación muestran que la exposición repetida a prácticamente cualquier estímulo nos gusta más (el único momento en que no es cierto es si nuestra reacción inicial es negativa).

Así que olvídate de ser distante, evasivo e inasequible cuando conozcas a alguien que te parezca una buena opción de pareja: te acusarán de arrogante y frío y seguramente no ganarás su corazón.

En su lugar, encuentra muchas excusas para pasar tiempo con ellos hasta que estés convencido de que te has ganado su corazón… Puedes escribir cartas, mensajes, dedicarle canciones de amor, etc., y luego comienza a estar un poco menos disponible.

2. Regala un poco de tu ausencia

Una vez que te hayas metido a su corazón, ahora comienza a verlos cada vez menos, hasta que apenas puedan saber de ti.

Este es el principio de escasez: las personas valoran y desean algo más cuando es raro o difícil de obtener.

En realidad, es obvio: si de repente aparecieran montones de diamantes por todo el pavimento, ya no los codiciaríamos.

El Principio de la Escasez es la razón por la cual las tácticas de marketing de “solo uno” nos obligan a detenernos y considerar comprar algo que ni siquiera queremos. Es lo mismo con las personas.

 

3. Realiza cosas buenas por la persona

Si haces algo bueno por alguien, te hace sentir bien en dos niveles. Te sientes satisfecho contigo mismo.

Para justificar el esfuerzo o el gasto, solemos sobre idealizar lo maravillosos que son esas personas para merecerlo. Resultado final: nos gusta más la persona.

Cuando alguien hace algo bueno por nosotros, estamos contentos. Pero hay muchas otras emociones que entran en juego, y no todas son buenas.

A veces nos sentimos abrumados: hay presión para vivir a la altura de ser la persona maravillosa que inspiró tal regalo / acto, sin mencionar la presión para devolver el favor.

Todo es aún más complicado si la ‘cosa bonita’ viene de alguien que te gusta, pero aún no estás seguro.

Cuando estamos enamorados de alguien, estamos desesperados por hacer cosas buenas para ellos.  La verdad es que es mejor que les pidas que te hagan un favor o que te dejen consentir.

4. Mírale siempre a los ojos

Las parejas que están profundamente enamoradas, se miran el uno al otro el 75% del tiempo cuando hablan y son más lentos para mirar hacia otro lado cuando alguien más se atreve a inmiscuirse.

En una conversación normal, las personas se miran entre el 30 y el 60 por ciento de las veces.

 

Algunos psicólogos todavía lo usan durante el asesoramiento para determinar cuánto afecto sienten las parejas por los demás.

También es una información muy útil si quieres que alguien se enamore de ti. Si miras a alguien que te gusta el 75% del tiempo cuando te hablan, engañas a su cerebro y caerá rendido a tus pies.

 

¿Dónde es peligroso y donde es seguro colocar un piercing?

Mitos y verdades hay alrededor de los piercings… ¿quieres hacerte uno pero la gente te ha llenado de diferentes ideas que te confunden acerca de su peligrosidad en la curación y procedimiento?

Bueno, el día de hoy queremos compartir contigo información que seguramente te será de mucha utilidad.  ¿Dónde es peligroso y dónde es seguro colocar un piercing? 

El riesgo reside en las partes del cuerpo más atacadas por las bacterias. Los agentes infecciosos y bacterias adoran lugares oscuros, calientes y húmedos. Sin embargo un piercing en la nariz no resulta complicado de tratar y de curar.

Regiones como la boca y, más aún, la vagina son una suite presidencial para la proliferación de bacterias, pues gracias al ambiente en que se ubican, éstas se reproducen frenéticamente si no eres cuidadoso con su curación.

¿Cuándo un piercing es peligroso?

Si el piercing y las herramientas usadas para colocarlo no están esterilizadas, un piercings será peligroso en cualquier lugar dónde lo colocas. Sin embargo, en partes del cuerpo más ventiladas, como la oreja, el peligro es menor.

Otro factor que hay que tener en cuenta es el tiempo que cada región lleva a cicatrizar. Mientras las heridas causadas por la aplicación del adorno no se cierran totalmente, el organismo tiene puertas abiertas para las bacterias que podrían dañar severamente tu salud causando infecciones, molestias y severos problemas en caso de no ser cuidados.

Pero regresando a las partes del cuerpo más peligrosas, el glande del pene, por ejemplo, puede tardar hasta un año para quedar totalmente curado y deshacerse completamente de las costras; esto en contraparte con algunas semanas de lo que tarda en cicatrizar la lengua y algunos días la cicatrización de una perforación de oreja o nariz.

El cuidado de los piercings

El cuidado con la higiene, por supuesto, necesita ser redoblado hasta que la “puerta” cierre de una buena vez. Lo ideal es usar jabones con bactericida, más eficientes contra microorganismos que pudieran dañar tu salud. Otra forma de prevención es elegir el material adecuado de la perforación.

El níquel, metal más usado, tiene grandes posibilidades de provocar dermatitis: aparecen bolitas rojas y burbujas en la piel del paciente, además de picazón. Los piercings de oro blanco, por ejemplo, tienen menos posibilidad de causar eso, dicen los dermatólogos.

Así que ya lo sabes, no existe un piercing del todo peligroso si cumples a cabalidad con todas las normas de cuidado y sobre todo si acudes a un centro especializado para realizarte la perforación. Recuerda que tu salud va de por medio.

Si tienes alguna pregunta, no olvides comentar y compartir en tus redes sociales y muestra ésta información a todos aquellos que estén pensando en realizarse una perforación en alguna parte de su cuerpo.