¡Cuidado! Estos alimentos podrían causarte alergia

Los alimentos populares en la naturaleza, en el mundo vegetal y animal, tienen una estructura química que le da ciertas cualidades nutricionales.

Sin embargo los alimentos naturales se someten a cambios importantes en su composición como resultado de la preparación, la cocción y el procesamiento de alimentos en los platos.

Hay algunos que tienen un alto porcentaje de causar alergias en las personas provocando diferentes síntomas, tales como hinchazón, comenzón, falta de respiración, dolor boca estomago o bien mareos. Ten cuidado cuando esto suceda.

manejo-diettico-en-los-nios-con-a-a-6-638

Frutas: melocotón, kiwi, nuez, fresa, manzana, pera, ciruela, albaricoque, cereza, piña y frutas exóticas

Peces: ostras, langosta, el arenque, el atún, la caballa, el camarón, el bacalao.

Vegetales: las alergias más comunes se deben a la ingestión o contacto con las plantas de la familia:
– Legumbres: cacahuetes, judías, lentejas, soja
– Umbelíferas: apio, hinojo, perejil, zanahoria
– Solanaceae: patata, pimiento; tomate

Cacahuetes: el aumento del consumo entre los niños puede dar lugar a alergias graves. Se debe tener cuidado para helados, postres y la presencia de aceite vegetal indicado en la etiqueta de los alimentos.

image-25596

Soja: La soja es un alimento que es cada vez más presente en nuestras mesas, y esto conduce a una mayor incidencia de alergias. Se ha demostrado que los niños con alergia a la leche de vaca pueden desarrollar intolerancia a la leche de soja.

Hay alimentos que contienen altas cantidades de histamina, que puede causar urticaria:
arenque, mariscos, salmón, sardina, caballa, atún.
Quesos: queso Emmenthal, queso gorgonzola, camembert,
Carne de cerdo, tocino, salchichas, salami, repollo, tomate, vino.

Hay alimentos que liberan histamina y por consiguiente pueden producir urticaria: como la piña, col, chocolate, mariscos, claras de huevo, queso fermentado.

Si se consumen estos alimentos en dosis excesivas pueden causar reacciones patológicas: un chocolate y una fresa no pueden dar reacciones excepto en casos excepcionales.

Siempre depende de la cantidad consumida y también de la intolerancia.  Debemos tener en cuenta que hay algunos alérgenos alimentarios que son estables al calor y, por lo tanto, resistentes a la cocción, tales como albúmina de huevo, beta-lactoglobulina de la leche, la proteína de bacalao y cacahuetes.

Los alérgenos vegetales son débiles al calor y, por tanto, con la cocción, hay menos posibilidad de crear reacciones alérgicas.

Aditivos químicos en los alimentos

Son sustancias que se añaden a los alimentos para preservar las características químicas y físicas y para evitar las alteraciones espontáneas.

También se utilizan para hacer el alimento más atractivo para el consumidor, destacando el color, aroma, o sabor.

Estos ingredientes “ocultos” constituyen un problema para las personas alérgicas, ya que no se es consciente de lo que se come, y por lo tanto, es necesario leer cuidadosamente las etiquetas de los alimentos.

Estos incluyen la tartrazina E-102-, que los colores de amarillo limón y está presente en la mayonesa, pasteles, dulces, helados, salsas, jugos, chocolates, sopas, etc.

El E 249 nitrato, E250, E251, E252, puede estar presente en las salchichas, el jamón, la carne enlatada, etc.

Los glutamatos se encuentran en muchos alimentos envasados: cubos de caldo, sopas, preparaciones liofilizadas.

Los salicilatos están presentes en algunas bayas, uvas, naranjas, en las aceitunas

Así que ten mucho cuidado con lo que consumes diariamente ¡y realiza pruebas alérgicas ante cualquier síntoma extraño!