¿Cómo hacer un jabón casero con solo 3 ingredientes? ¡Acá te lo decimos!

Hacer una pastilla de jabón en nuestra casa no es una tarea sencilla, sobre todo porque requiere de un procedimiento muy preciso, y porque algunos de los ingredientes que se utilizan son peligrosos si se usan mal o descuidadamente. Sin embargo, si sigues paso a paso los consejos que te damos acá tendrás excelentes resultado; y sobre todo que, con algunas precauciones, obtendrás un buen resultado y realmente estarás orgulloso de tu jabón hecho en casa.

Se necesita:

  • grasas y aceites de origen animal o vegetal
  • soda cáustica (parece anti-ecológica, ¡pero no lo es!)
  • agua destilada o agua del grifo (sólo que  sea libre de cloro y sin caliza)

Todos estos ingredientes se consideran fundamentales, porque si falta uno solamente, no hay jabón.

1) Las grasas y aceites de origen animal o vegetal

Para saber cómo hacer jabón necesitas haber reunido todos los ingredientes que ves en la lista anterior. Y en lo referente a las grasas, se puede utilizar cualquiera: es bueno saber, sin embargo, que cada tipo de grasa de jabón puede dar una apariencia, un perfume y diferentes peculiaridades.

Recomendamos comenzar con una grasa vegetal, muy simple, como el aceite de oliva, o como el girasol,  que se encuentran en tiendas de comestibles.

jabon artesanal
2) La sosa cáustica

La sosa cáustica – como se sabe – es una sustancia bastante peligroso porque es bastante corrosivo. Pero una vez que se ha procesado no representa ningún peligro para ti ni para tu piel.
3) El líquido en el que se disuelve la sosa cáustica

Entre el líquido en el que se disuelve la soda cáustica se encuentra el agua destilada, agua del grifo, pero también puedes usar infusiones de hierbas y flores, zumos de frutas y leche. El líquido en el jabón tiene la función de disolvente.

IMPORTANTE:
Además de los tres ingredientes básicos para hacer jabón en casa, se pueden usar exfolientes y colorantes, en el primer caso con azúcar, avena o café. De igual manera puedes usar aceites esenciales.

Preparación

En primer lugar, debes usar guantes, ropa cómoda, un cubrebocas y si tienes, algunas gafas de protección. Vas a pesar 128 gramos de sosa cáustica. A continuación, en un recipiente de acero  300 ml de agua.

Ahora, coloca el recipiente en el fregadero y colocarás la sosa poco a poco y con precaución, sin embargo, teniendo mucho cuidado de no derramar: no te apresures recuerda que es altamente corrosivo.

jabon

Poco a poco se mezcla la solución con una cuchara de madera para disolver el químico por completo, la reacción química de la solución obtendrá un líquido a una temperatura de unos 80 grados. ¡Ten cuidado!

En este punto, cubre el recipiente y deja que se enfríe en un lugar tranquilo.

Cuando llegue a una temperatura de 45 grados, agrega las grasas y todo lo demás. Cuando la masa haya alcanzado la consistencia de un flan; podrás añadir lo que quieras para embellecer tu jabón, como los aceites esenciales, pétalos, pigmentos naturales, semillas y más.

Finalmente, se vierte la mezcla en moldes de silicona  y cubre con trapos o mantas para aislarlos bien, y para que puedan retener el calor durante mucho tiempo.

DEjalo ahí por 48 horas, a continuación, quita de los moldes y dejar secar durante 6 semanas en un lugar fresco y seco: después de este tiempo ¡tendrás el jabón listo para usar!